22 de noviembre de 2013

Juegos de mesa: Viajeros al tren



Este juego llevo mucho tiempo queriéndolo jugar y por fin lo conseguí hace poco. Se ha convertido juegos más clásico para tener en una ludoteca particular.




Se despliega el tablero, a cada jugador se le reparten tres cartas de destino, y cinco de vagones. Se colocan 5 cartas de vagón boca arriba en un lado del tablero. Cada carta de destino marca la ruta que tiene que hacer el jugador, si las completa al final del juego suma sus puntos, sino los resta. Además cada jugador puede descartarse cualquier número de cartas de destino, por lo que hay que tener mucho ojo a ver qué rutas son y cuanto cuestan.


En cada turno, cada jugador hace una de las siguientes opciones:
- Robar dos cartas de vagón, tanto de las 5 cartas boca arriba como del mazo. Por cada carta boca arriba que se robe se sustituye por otra del mazo.
- Construir un tramo
- Robar tres cartas de destino y descartarse las que quiera.



Cada tramo (que va de una ciudad a otra) tiene un número de vagones y un color. Para construirlo hay que juntar tantas cartas de vagón de ese color como vagones tenga el tramo y luego completar el tramo con fichas de su color (y así saber de quién es el tramo en el mapa). Algunos tramos van en gris, significa que da igual el color elegido, siempre que sea el mismo.

Entre las cartas de vagón hay locomotoras. En algunos tramos es gris te piden que uno de los vagones sea una locomotora, pero además las locomotoras son comodines que valen por un vagón del color que se desee.

Y para acabar, hay tramos remarcados en negro. Estos son tramos difíciles de montaña. Cada vez que se construya un tramo de estos, el jugador tendrá que sacar tres cartas del mazo de vagones, por cada carta del color del tramo el jugador tendrá que aportar un vagón extra para construirlo, de lo contrario no podrá hacerlo y perderá los vagones invertidos (una auténtica guarrada).


Cuando algún jugador tenga dos o menos fichas de vagones en reserva, se juega la última ronda. Al final se contabiliza el valor de cada tramo, se suma o resta las rutas acabadas y no acabadas y se le dan 10 puntos extra a quien tenga más vagones formando la ruta más larga.

Y nada más. Como veis, estamos ante un juego dinámico, divertido y muy sencillos, donde la planificación es muy importante desde el principio hasta el fin. Además ya han sacado un montón de expansiones con mapas nuevos (como el de Europa, África, Países Bajos, Suiza y un largo etc) con sus peculiaridades, que hacen que si estas aburrido de jugar en el mismo tablero puedes cambiar a otro. Otro juego más que recomendable.

2 comentarios:

  1. Sin duda muy recomendable.
    Deberías probar esta variante de Tomassini on the wind; http://tomassinionthewind.wordpress.com/2011/11/24/ticket-to-ride-railmaster-notas-del-disenador/#comment-362

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmmmh, tiene buena pinta.

      Gracias compañero por el enlace. ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...